Cómo limpiar una bicicleta de carretera

cómo limpiar una bicicleta de carretera

Seguro que en más de en una ocasión te has planteado o has preguntado a algún conocido cómo limpiar una bicicleta de carretera. A diferencia de las de montaña, las de carretera por regla general no están expuestas a tanto barro y suciedad, al circular por asfalto. Pero sí tendremos que tener en cuenta otras consideraciones importantes como la limpieza de la grasa en la cadena, desviadores o en el cassette.

Saber cómo limpiar una bicicleta de carretera es muy importante si quieres alargar la vida útil de tu bici y conservarla en buen estado. Nuestra recomendación es que, siempre que regreses de una ruta, dedícale 5 o 10 minutos a la limpieza de tu bicicleta. Además, puedes elegir diferentes métodos para dejarla reluciente. Te lo contamos a continuación.

Cómo limpiar una bicicleta de carretera a mano:

¿Tienes un espacio abierto para limpiar tu bicicleta? Si es así, solo necesitarás una manguera para lavarla con agua y jabón. Además, será muy importante que utilices desengrasante y lo apliques en todas las zonas donde haya grasa incrustada. ¿No sabes donde comprarlo? Son muy fáciles de encontrar en tiendas como Decathlon, en cualquier taller de bicicletas o a través de portales online como Amazon. Cuidado si vas a aplicar en la bicicleta productos de limpieza del hogar desengrasantes como el KH7 o derivados, ya que podrías manchar la bicicleta si no lo retiras y aclaras rápidamente con agua. Recuerda cuando apliques un desengrasante, aclararlo con agua antes de secar y engrasar. Habrá algunas zonas de tu bicicleta que tengan su propia grasa (rodamientos o ejes, por ejemplo) por lo que no será necesario engrasar dichas zonas.

Cómo limpiar una bicicleta de carretera a presión:

En una bicicleta de montaña, el lavado a presión puede ser una de las mejores opciones, ya que por regla general habrá mucho barro y tierra incrustada en diferentes partes de la bici. Pero en el caso de las bicicletas de carretera, no se recomienda especialmente el lavado a presión por el siguiente motivo: normalmente, las bicis de carretera tendrán mucha más grasa que tierra para limpiar. Si pretendes limpiar la grasa solo con agua, pronto te darás cuenta de que es una misión prácticamente imposible. De hecho, si aplicas la presión muy cerca, puedes incluso perjudicar algunas partes de tu bici si entra agua en la partes selladas o rodamientos.

Cómo limpiar una bicicleta de carreta: el taller de confianza

Por supuesto, y como última opción, si no tienes tiempo o si no sabes muy bien cómo limpiar tu bicicleta, siempre puedes recurrir a las manos de un profesional. Busca el taller de confianza más cercano para que puedan limpiar tu bicicleta. Aunque el aspecto negativo de esta opción será que siempre estarás condicionado a los horarios del taller, además del desembolso económico, aunque el coste no suele ser relevante.

2 opciones sin agua para saber cómo limpiar una bicicleta de carretera:

No siempre se dispone de una zona donde poder aplicar agua y jabón a nuestra bicicleta. Si es tu caso, tranquilo, también existen opciones para dejarla como nueva sin necesidad de aplicar agua. Eso sí, siempre que la bici no esté llena de barro. Si es así, te recomendamos buscar un lugar adecuado para poder limpiarla con agua.

1. Toallitas limpiadoras

2. Spray limpiador y un trapo

Son muy fáciles de encontrar en cualquier supermercado y quizás una de las mejores opciones para dedicarle 10 minutos a tu bicicleta una vez terminada tu ruta. Primero, pasa las toallitas por la transmisión y por la cadena para eliminar la grasa acumulada. No olvides volver a engrasar.  Una vez eliminada la grasa de las zonas donde más se ha acumulado, pasa también toallitas por el cuadro y por el resto de la bicicleta. Si hay zonas a las que no puedes llegar bien con la toallita, ayúdate con un cepillo o un bolígrafo y envuélvelo en una toallita.

Todos tenemos en casa un spray limpiador de muebles. Pero en este caso será especialmente importante que te asegures de que el spray no tiene ningún componente químico que pueda dañar el cuadro de la bicicleta, especialmente si es de carbono. Por todo lo demás, recurrir a esta opción cuando quieres limpiar tu bici en casa y no dispones de un espacio adecuado para aplicar agua, puede ser la mejor solución. 

Recuerda, si la bicicleta está especialmente sucia, tendrás que llevarla a un taller o disponer de un sitio donde poder aplicar agua. La limpieza, al igual que las revisiones, es una parte fundamental para el mantenimiento de tu bicicleta. Estamos convencidos de que aplicáis buenas técnicas. ¿Y vosotros? ¿Cómo limpiáis vuestras bicicletas de carretera? Podéis compartir vuestros comentarios a continuación.

 

Si estás pensando en cambiar de bici, no dudes en echarle un vistazo a nuestra tienda online. Además,  en THEBIKESPLACE  realizamos una limpieza profesional de todas las bicis que vendemos. Esto conlleva: desmontaje completo, limpieza por ultrasonidos de transmisión, lavado integral y montaje. Estaremos encantados de atenderte y ayudarte, tanto si necesitas vender tu bici actual, como si necesitas adquirir una nueva bici. ¡Escríbenos!

Deja un comentario